Logo Maripaz

ELBLOGDEELTRATADODEMARIPAZ


08 Mayo 2013

¿A qué huelen las marcas? ¿A qué huele tu marca?

Muchas veces no nos damos cuenta de la importancia que tienen los 5 sentidos en el transcurso de nuestra vida. Un olor cautivador que hace que recuerdes tu infancia, o a una persona; pero también cierto aroma te recuerda a un determinado café, o a una marca de suavizante. Pues bien, estamos hablando del sentido que más recordamos, el olfato, y son muchas las empresas que han apostado por él en alguna de sus campañas para transmitir la esencia de su producto.

La utilización o estimulación de los sentidos aplicado a la publicidad y a la comunicación, o lo que es lo mismo, el sensory branding (marketing sensorial de marca), es un aspecto que desde dentro de la agencia de publicidad como desde la empresa no debe olvidarse y debe de tenerse en cuenta porque resulta ser un recurso muy efectivo.

Las empresas ahora más que nunca deben apostar por renovar (o morir), y sin dejar de lado la gestión de la imagen y la estimulación tan utilizada del sentido de la vista, deben apostar también por el resto de los sentidos, ya que está demostrado que tanto el olfato como el oído son mucho más potentes. Estamos hablando de una de las mejores maneras de construir fuertes conexiones emocionales con las personas y así fomentar la preferencia a sus marcas.

Un ejemplo muy claro de utilización del olor para transmitir una sensación placentera fue el caso de Ford con la campaña de venta de coches “casi nuevos”. La agencia que lo llevó propuso la creación de un aroma con “olor a coche nuevo” con el objetivo de reavivar la venta de sus coches de segunda mano. Aquí podéis ver la acción:

Con el olor, ese sentido con tanta memoria, lo que se pretendía era aportar al producto el atributo que anhelaban los consumidores: sentir que estaban comprando un coche nuevo.

Pues bien, este tipo de estrategias ayudan a anclar mucho más una marca. Todos sabemos que las marcas son conceptos abstractos, son formas de ser, de pensar, de sentir y tiene su propia personalidad, y también pueden oler, tener su propio tacto o incluso su melodía identificativa.

Oler...recordar...

AUTOR
Bea Raga